Toni Medina

Toni Medina

Psicólogo - Solution Focused Trainer

LA PRÁCTICA CENTRADA EN SOLUCIONES EN TIEMPOS DEL COVID 19 (serie 1-)

Actualmente, términos como «salud mental y apoyo psicosocial» se están utilizando de manera recurrente entre diferentes organizaciones e instituciones públicas y privadas ante la crisis originada por el COVID19. Además de la crisis sanitarias, las organizaciones comienzan a hablar también de la crisis social, económica y del bienestar personal que ésta situación va a generar. El apoyo psicosocial que en diferentes países se está comenzando a prestar ante ésta emergencia, tiene como finalidad la protección y la promoción del bienestar psicosocial de la población, así como prevenir y tratar «las dificultades de salud mental» que se puedan derivar.

El sistema humanitario mundial está activando una amplia gama de profesionales de la intervención psicosocial para proporcionar apoyos adecuados a la población, señalando la importancia de aplicar múltiples enfoques de intervención, diversos y complementarios.

En este sentido, los protocolos de emergencia recomiendan la implementación de múltiples niveles de intervención que se integran dentro de
las acciones de respuesta a posibles pandemias. Los principios básicos que rigen estos niveles de intervención son «no hacer más daño», promover los derechos humanos y la igualdad, utilizar enfoques participativos, aprovechar los recursos y las capacidades ya existentes en la población, adoptar intervenciones con múltiples niveles de acción, y trabajar con sistemas de apoyo integrados.

Los principios psicosociales de apoyo, claves en este tipo de crisis, incluyen promover un sentido de esperanza, seguridad, calma, conexión social y auto-eficacia comunitaria (Hobfall et al. 2007). Estos principios deben integrarse en cada nivel de intervención.

El lenguaje, por tanto, constituye una poderosa herramienta de intervención psicosocial, capaz de aliviar la ansiedad, generar confianza y transmitir respeto.
Cuando el lenguaje tiene una orientación centrada en soluciones, las personas pueden convertirse en agentes activos, capaces de protegerse a sí mismas y a los demás. Las estrategias de comunicación y las conversaciones que los y las profesionales adoptan pueden mitigar el miedo y promover un sentido de agencia personal y de esperanza.
El uso de un lenguaje centrado exclusivamente en signos, síntomas, tasas de contagios y de mortalidad puede crear una sensación de impotencia e indefensión en las personas, por lo que los y las profesionales que intervienen en primera línea deberían recibir formación y entrenamiento en cómo mantener conversaciones útiles y desarrollar intervenciones efectivas, fieles a los principios esenciales del apoyo psicosocial, y de los primeros auxilios psicológicos (OMS et al. 2014).

Con frecuencia, se tiende a adoptar una narrativa que asume y enfatiza la vulnerabilidad de las comunidades afectadas por la crisis, pero esta narrativa rara vez es la más acertada. Muchas personas, durante y después de una crisis, demuestran un alto grado de resiliencia, de creatividad y de ingenio. Si bien, la compasión y la sensibilidad son importantes, los y las profesionales pueden contribuir a evitar la sensación de vulnerabilidad en las personas. Esto incluye evitar el uso de un lenguaje que emplee términos como «víctima», «traumatizado/a», «dañado/a», evitar valoraciones psicosociales que únicamente se centren en las debilidades de las personas en lugar de en sus fortalezas, y evitar acciones que deterioren la agencia personal, las expectativas de autoeficacia y la eficacia comunitaria. Un lenguaje útil es aquel que ayuda a las personas a destacar y utilizar sus fortalezas, sus logros y sus historias de afrontamiento positivas frente a la crisis del coronavirus, para protegerse y crecer personalmente.

La práctica centrada en soluciones resulta muy útil y tiene mucho que aportar en la ayuda que puede ofrecer a la población en esta crisis.

En el próximo artículo de esta sección dedicada al afrontamiento de la crisis del coronavirus reflexionaremos acerca de lo que puede aportar el enfoque centrado en soluciones a las personas, familias, grupos, comunidades y organizaciones.

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

Contacta conmigo

Últimos artículos