Toni Medina

Toni Medina

Psicólogo - Solution Focused Trainer

«DIAS BUENOS Y NO TAN BUENOS»

"Días buenos y no tan buenos" para trabajar mejorías

Una herramienta útil que he diseñado y que suelo utilizar, tanto en la intervención individual como en el trabajo con familias es «Días Buenos y no tan Buenos»

Se trata de un herramienta que podemos utilizar a partir de una segunda sesión en adelante, y que facilita el trabajo con excepciones.

Dicha herramienta se encuadra como una sugerencia de trabajo entre sesiones, y consiste en una hoja de registro semanal que las personas pueden utilizar para valorar sus avances con respecto a los objetivos que quieren conseguir como resultado de la intervención. Cada día de la semana las personas pueden valorar cuanto de cerca están del logro de los objetivos. Por ejemplo «¿qué te parece si de aquí a la próxima vez que nos volvamos a ver, te fijas cuanto de cerca has estado de lograr lo que te has planteado viniendo aquí? ¿qué te parece si por la noche, cuando estés a punto de acostarte valoras cada día, marcando aquella cara que más represente lo cerca que has estado de lograr lo que quieres?»

Una vez que hemos co-construido un buen proyecto común de trabajo con las personas podemos proponerle que se sitúe cada día de la semana, en relación a cuanto de cerca han estado de lograr lo que desean como resultado de la intervención, de tal forma que un 10 («ha sido un día genial») quiere decir que lograron la meta que se propusieron ese día, y un 1 (ha sido un día terrible), que estuvieron muy lejos de lograr su meta.

Veamos un ejemplo:

María acude porque según ella «no tiene energía para levantarse de la cama por las mañanas, se encuentra desganada y desmotivada». Nos cuenta que hace a un año que no consigue un trabajo y que esto la ha ido sumiendo en una «depresión». Cuando le preguntamos a María, ¿qué le gustaría conseguir entonces, al final del trabajo que hagamos juntos?, nos dice que le gustaría «sentirse más activa». A partir de aquí comenzamos a co-constuir un proyecto común de trabajo concreto, y alcanzable.

Una vez que terminamos de clarificar con María dicho proyecto común de trabajo, le proponemos que hasta la próxima sesión valore cada día de la semana cuanto de cerca está de sentirse más activa, de la forma que a ella le gustaría.

En la siguiente sesión María trae este registro:

A continuación puede resultar útil hacernos estas preguntas:

– ¿En qué días de la semana te fijarías y sobre qué días entonces le preguntarías? ¿Qué preguntas le harías a María?

– Si tuvieras que preguntar también sobre aquellos días no tan buenos ¿qué preguntas le harías a María?

Resulta útil que María nos diga qué ha sido diferente el miércoles y el jueves, con respecto al resto de los días de la semana, y que nos cuente cómo consiguió que el miércoles y el jueves fueran así de bien, qué puso ella de su parte, qué hizo diferente esos días, en comparación con el resto. Y sobre todo, cómo puede volver a repetir días así la próxima semana y qué pequeñas cosas puede hacer, viendo lo que le ha funcionado.

También puede resultar útil rescatar de los días no tan buenos, como por ejemplo el domingo, lo que María hizo para que no fuera un día aún peor de lo que fue, si pudiera volver atrás en el tiempo, qué hubiera hecho el domingo para estar más cerca de su meta, y qué pequeña cosa puede entonces hacer el próximo domingo para que sea un poquito mejor a este que ya ha pasado

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

Contacta conmigo

Últimos artículos